lunes, 1 de febrero de 2010

La influencia de los pares significativos en la identidad adolescente.



A medida que el individuo avanza en su desarrollo adolescente, el deterioro de los vínculos familiares y esa independencia de los mismos que necesita, le aporta un vacío que trata de llenar con el grupo de iguales.


La interacción con los compañeros en la adolescencia desempeña funciones parecidas a la niñez pero de manera más decisiva. El grupo resulta la fuente principal donde el adolescente recaba su estatus y su autoconcepto; las relaciones con los iguales del mismo y del otro sexo, sirven de prototipos de las futuras relaciones entre adultos. El adolescente necesita compartir sus sentimientos, dudas, temores y proyectos con otras personas, y difícilmente puede hacerlo con los padres. Por tanto, el adolescente se encuentra en un proceso de romper los lazos familiares y para ello necesita del apoyo, aprobación y la seguridad que le proporciona el grupo de iguales.


Finalmente, en esta búsqueda de independencia, el adolescente va a desarrollar un gran conformismo respecto al grupo, sin límite de gustos, modas y estilos vigentes en el mismo. Pues buscará sentirse integrado e identificado en el grupo, así como también buscará la aprobación del mismo.